“ No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas ”
Volver a Reflexiones

En algunas ocasiones muchos hemos pasado por situaciones difíciles en nuestra vida, momentos de tristeza, de perdida de seres queridos, daños que han quedado guardados en nuestra mente y nuestro corazón, etc. Pero hoy Dios nos quiere recordar que El tiene el poder de hacer todas las cosas nuevas, de hacer brotar fuentes de agua en el desierto, nueva vida donde había muerte.

En Isaías 43:18-19 "No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas “. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad".

En muchas ocasiones dejamos que estos momentos difíciles de nuestra vida, estén acompañándonos durante años; pero es importante que entienda que traer a memoria estos sucesos que puedan haber marcado nuestra vida; no trae sino más tristeza, recordar esto nos puede traer amargura a nuestra vida, esta situación en nuestra vida permitirá un estancamiento en nuestra relación con Dios y por lo tanto en vivir una vida en paz , es decir no puede fluir o fructificar en lo que desempeñe porque posee en su vida lugares estancados, debe de entregar estos problemas a Dios y que El sane todo dolor ocasionado en su vida; Ud. Esta llamad@ a ser un manantial de vida que fluya. Guardar rencor, amargura en su vida solo traerá un verdadero obstáculo en su vida; no lograra crecer espiritualmente, y en este estado solo puede experimentar muerte espiritual.

Dios le reta hoy para que entregue estas áreas de su vida, que sea Dios el que sane toda tristeza, que quite toda raíz de amargura; para que fluya desde su interior un río, un manantial, que pueda dar mucho fruto en su vida. Ud. No debe verse a si mismo, confiar en su capacidad; solamente Dios podrá sanar cualquier amargura, tristeza, ira, rencor; o frustración en su corazón, solo El podrá sanar cualquier herida del pasado; El hace todas las cosas nuevas. Deje el pasado atrás, tenga su mirada en Cristo y continué adelante; sin volver atrás, esto solo lo podrá lograr permaneciendo en Cristo, busque más de El, aprenda amarlo a través de la escritura, de la alabanza, de la adoración y de la oración.

Dios tiene para nosotros un nuevo vestuario, cuando aceptamos a Cristo como nuestro salvador,.

2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.
No es bueno que nos atemos a las cosas pasadas. A veces representan una tremenda atadura que nos sostiene como pegados en el pasado. Es importante entregarle todo a Dios porque el viene a soltar las amarras y darnos libertad. Él viene y lo hace todo nuevo y la esperanza llega y la fe aumenta. En lugar de las cosas viejas que ya no podemos remediar Él lo hace todo nuevo y nos sorprende. Lo único que Él pide para disfrutar de sus promesas es que caminemos en rectitud. Si se nos hace difícil, Él si lo puede hacer.
Adelante hermana, no importa lo que hayamos pasado, créale a Dios; solo el tiene el poder transformador para olvidar y sanar lo del pasado, el nos da una nueva vida.
Bendiciones!!

Marielos Mercado
26 de junio de 2010